viernes, 10 de abril de 2009

Feliz Pascua 2009


Se nos ofrece la salvación en el sentido de que se nos ha dado la esperanza, una esperanza fiable, gracias a la cual podemos afrontar nuestro presente: el presente, aunque sea un presente fatigoso, se puede vivir y aceptar si lleva hacia una meta, si podemos estar seguros de esta meta y si esta meta es tan grande que justifique el esfuerzo del camino. La promesa de Cristo no es solamente una realidad esperada sino una verdadera presencia.

Benedicto XVI

Decimos lo que debería ser, o lo que falta, pero «no partimos de la afirmación de que Cristo ha vencido». Que Cristo ha vencido, que ha resucitado, significa que el sentido de mi vida y del mundo está ya presente, y que el tiempo es la obra profunda y misteriosa de Su manifestación.

Luigi Giussani

COMUNIÓN Y LIBERACIÓN
Imagen: “Cristo Redentor” en la cumbre del Corcovado, Río de Janeiro (Brasil)

No hay comentarios: